Energy Balls sin frutos secos

Las “Energy Balls” o bolitas energéticas son el snack perfecto para todas aquellas personas que están sometidas a gran desgaste físico e intelectual. Ideales para niños, deportistas, embarazadas y en general gente activa. Son un alimento vivo, lleno de proteínas de origen vegetal, hidratos de carbono, fibra y grasas saludables.

La mezcla básica se elabora a partir de dos ingredientes : dátiles y uno o dos tipos de fruto seco. A esto se le pueden añadir muchas cosas dependiendo del sabor o propiedades que se les quiera dar. Lo que se busca con estas bolitas es dar energía para continuar el día, por lo tanto un estimulante como el cacao crudo suele ser uno de los elegidos en la lista.

Sabiendo que hay muchos  alérgicos a los frutos secos, estas bolitas son nueva versión. Llevan cuatro tipos de semillas diferentes con la intención de crear un alimento vivo, rico en proteínas de origen vegetal. Como base, en primer lugar, las semillas de cáñamo por ser ricas en proteínas vegetales y ácidos grasos esenciales omega 3 y 6 en una proporción perfecta. Aportan cremosidad y un sabor delicioso, ligeramente almendrado. La semillas de cáñamo mejoran la concentración y aumentan el sistema inmune. Remineralizan el organismo, regulan el transito intestinal y mejoran la flora.

Para darle textura crujiente y un buen aporte de vitaminas del grupo B he añadido pipas de girasol. Las semillas de chía aportan proteína, omega 3 y fibra hidrosoluble que nos ayuda a unir la masa. Y para un extra de magnesio y calcio, están enriquecidas con una cucharada de tahín blanco.

Se conservan perfectamente en la nevera durante un mes y son realmente fáciles de transportar. Las mejores compañeras para el recreo o una larga jornada laboral.

Energy Balls sin frutos secos

INGREDIENTES (para 22 bolitas)

  • 16 dátiles medjool
  • 60 g de semillas de cáñamo
  • 60 g de pipas de girasol
  • 1 Cs de semillas de chía
  • 1 Cs de tahín blanco
  • 1 Cs de polvo de cacao crudo
  • 1 Cs de aceite de coco
  • Ralladura de naranja al gusto
  • 40 g de semillas de sésamo para la cobertura (opcional)

PREPARACIÓN

1. Triturar las semillas de girasol en un procesador, hasta que quede una textura parecida a una harina gruesa.

2. Deshuesar los dátiles con atención (esto es muy importante) ya que si queda un hueso puede estropear nuestro procesador.

3. Añadir todos los ingredientes menos las semillas de sésamo (reservar para la cobertura)

4. Batir hasta conseguir una masa uniforme con trocitos.

5. Ahora llega el momento de hacer nuestras bolitas. El truco consiste en coger una pequeña cantidad y aplastar con una mano como si quisiéramos hacer una croqueta bien prensada.

6. A partir de ahí ya podemos juntar las palmas de la manos para hacer rodar la masa y conseguir unas bolitas bien redondas.

7. Conservar en un tupper de cristal en la nevera.

8. Disfrutar en el trabajo, en el cole, de excursión, después de entrenar…

La autora

Silvia Riolobos

Terapeuta especializada en cocina vegana y flexi, creadora del blog Flexi Vegan Player. Diplomada en Medicina Tradicional China por la MTC y especialista en Flores de Bach.

Ingredientes para esta receta

Dátiles

Semillas de chía

Semillas de cáñamo

Tahine blanco

Aceite de coco

Cacao crudo en polvo

TAGS:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *