Lara De Gregorio

Lara De Gregorio es naturópata, está especializada en dietoterapia ayurveda, nutrición deportiva y coaching nutricional. Formada en ciencias agrarias, es una apasionada por el estilo de vida saludable donde la armonía entre cuerpo, mente y espíritu es la clave para vivir plenamente y rebosantes de salud.

La encontrarás en la segunda planta de Bio Space, en la sección de dietética, y también en el espacio de consultas y terapias.Ofrece regularmente talleres y conferencias en el Espacio del Bienestar de Bio Space.

¿Cómo llegaste a dedicarte profesionalmente a la nutrición?

Nací en Milán en 1983, de pequeña lo que más me gustaba era cocinar y ir a visitar a mis abuelos que tenían una granja donde los animales vivían libre y felices en los prados de alta montaña.

Cuando crecí decidí estudiar ciencias agrarias para seguir los pasos de mis abuelos, pero en el segundo año de universidad descubrí una triste realidad:  la agricultura moderna no era exactamente como yo me esperaba. Finalmente, completé mi carrera en el año 2004 con una tesis sobre la agricultura ecológica y a los pocos meses me hice vegetariana.

En los siguientes años me dediqué a viajar para ver cómo estaba organizada Europa a nivel medio-ambiental. En Escocia trabajé en un proyecto de permacultura y biodinámica que acabó siendo mi tesis de la licenciatura en Ciencias Ambientales (2007), una parte de estos estudios los cursé en Salamanca donde aprendí el español.

En aquel entonces viajaba mucho y a pesar de ser vegetariana mi dieta era muy desordenada y muy rica en hidratos de carbono refinados y productos procesados, tenía muchísimos problemas digestivos, alergias y desajustes hormonales.

En el año 2008 me mudé definitivamente a Barcelona donde empezó mi investigación en alimentación y nutrición. Visité varios naturópatas que me ayudaron en algunas cosas pero no fueron resolutivos con mis problemas de salud, así que empecé a estudiar más y más hasta que conseguí curar yo misma cada uno de mis desequilibrios.

Cuando decidí estudiar Naturopatía ya llevaba más de 30 libros leídos sobre medicina china, medicina ayurveda, plantas medicinales, remedios naturales, ayuno y combinación de alimentos, … Me gradué en naturopatia (2013) y publiqué mi primer blog de cocina vegetariana “Espacio Natural de Lara”.

En 2014 dejé mi trabajo y me dediqué completamente a mi proyecto y publiqué mi nueva  web www.laradegregorio.com. Hoy tengo una consulta en L’Ametlla del Vallés, colaboro con un centro Ayurveda de Barcelona y con Bio Space.

Por tu formación y trayectoria en Ciencias Agrarias, conoces bien el funcionamiento de la agricultura moderna, ¿Cómo influyen los alimentos actuales en nuestra salud?

Al día de hoy estamos presenciando a una desminaralización de nuestro entorno natural. Como consecuencia la alimentación sufre carencias de micro nutrientes esenciales y oligoelementos con consecuente disminución o pérdida del contenido en materia mineral en los tejidos humanos.

En los niños el problema se manifiesta con retraso del crecimiento, problemas en los dientes y dolores articulares en los adolescentes. En los adultos tenemos artrosis, fibromialgia, dolores musculares. Osteoporosis y artritis protagonizan entre las personas mayores.

La presencia de productos químico en la industria agro-alimentaria es constante. Las sustancias empleadas están preparadas para resistir al agua así que difícilmente pueden removerse completamente con un sencillo lavado doméstico. Un constante consumo de estos químicos contribuye a aumentar la toxemia (aumento de las toxinas en los tejidos del cuerpo) que como decimos en naturopatía es “la causa de todas las enfermedades”.   

Hablando de los productos zoo-técnicos (productos de origen animales) el problema consiste por un lado en el empleo de piensos procedentes de cultivos transgénicos y tratados con químicos, y por otro lado hay el utilizo desmesurado de medicamentos (típicamente antibióticos y hormonas). Estos aditivos terminan almacenándose en el aparato músculo-esquelético de los animales y en la leche, que es exactamente lo que nosotros vamos a consumir. Las consecuencia es el aumento de desequilibrios hormonales, esterilidad, reducción de las defensas inmunitarias, enfermedades del intestino.

¿Qué consejo le darías a una persona que quiere mejorar su alimentación?

Mi primer consejo es comer alimentos orgánicos no procesados, quiere decir alimentos que no contengan pesticidas, herbicidas, fertilizantes químicos y que no sean genéticamente modificados o irradiados. Comprar ecológico es una inversión a largo plazo ya que todo lo que gastamos hoy en productos orgánicos lo ahorramos mañana en médicos y medicamentos.

El segundo consejo es utilizar a una sal no refinada (sal marina natural o sal del Himalaya) y añadir un poco de agua de mar a las comidas.  

Optar por  alimentos a bajo índice-glucémico como los cereales integrales y eliminar el azúcar de la dieta.  

Por último recomiendo disminuir el consumo de carnes rojas reduciendo a una máximo dos veces por semana y asegurarse de tomar productos animales libre de sustancias tóxicas y medicamentos.

Eres la nutricionista que estrena el nuevo espacio de consultas y terapias de Bio Space ¿En qué consiste una de tus consultas?

Me dedico a ayudar las personas a mejorar su vida gracias a una terapia de salud global: cuerpo, mente y energía. En mi consulta las personas reciben asesoramiento sobre cómo llevar una vida saludable del punto de vista nutricional, mental y espiritual. Hago dietas personalizadas teniendo en cuenta de la constitución ayurveda, del nivel de estrés mental y emocional. También utilizo herramienta de coaching para ayudar las personas a reflexionar sobre su vida y reorganizarla para incorporar hábitos saludables.

Más  allá de tus diferentes formaciones en nutrición y alimentación saludable, también has cursado formaciones en kinesiología, relajación y control de estrés o reiki. ¿Cómo complementa esto tu trabajo en consulta?

Considerar el ser humano exclusivamente como un cuerpo físico es un concepto muy limitado típicamente relacionado con la medicina occidental tradicional donde se curan básicamente “síntomas” localizados en “órganos”.  

Si vamos a investigar  las medicinas orientales (como la medicina tradicional china – MTC- y la medicina ayurveda) vemos cómo el concepto del ser humano es muy diferente. Para la MTC, los seres humanos somos una parte integral de un universo lleno de energía (Qi). Nuestra mente, cuerpo y espíritu son manifestaciones de esta energía, y por lo tanto no se pueden considerar como elementos independientes, así que para curar una persona tenemos que tratar al mismo tiempo su cuerpo físico, mental y espiritual.

Las técnicas de control de estrés y el reiki son herramientas que en mis consultas me ayudan a equilibrar las energías mentales y espirituales de las personas que acuden, la salud para mi es simplemente encontrar el equilibro entre nuestros cuerpos sutiles.

Según la MTC, ninguna persona es exactamente igual a otra. Por lo tanto, no hay ninguna enfermedad que sea exactamente la misma y no existe ningún tratamiento que sea irreemplazable y pueda ser utilizado continuamente sin ninguna modificación. La kinesiología es una terapia natural que evalúa la respuesta de los músculos para detectar desequilibrios en el organismo, es una herramienta que me ayuda a aplicar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Estás especializada en cocina vegetariana crudivegana, ¿Qué beneficios tiene la dieta viva?

Los alimentos vivos son: alimentos crudos sin cocinar, alimentos germinados, alimentos naturalmente fermentados como chucrut y el miso y los alimentos deshidratados, en los que, la temperatura no excede los 45 grados. Se caracterizan por tener sus propias enzimas y vitaminas intactas, del punto de vista energético son alimentos muy ricos en “prana” (en sáncritos, el idioma de la medicina ayurveda, “prana” significa energía vital). Una dieta rica en alimentos vivos purifica los centros energéticos o “chakras” del cuerpo, promueve la regeneración celular y la expansión de la conciencia.

De toda manera no hay que ser extremista, ya que una dieta 100 % cruda no es apta para todas las personas, como ya hemos dicho la salud es cuestión de equilibrio, por ejemplo en mi caso no puedo llevar una alimentación 100 % cruda ya que sobretodo en invierno mi constitución no la admite.  

Acaba la frase “Lo que alimenta mi bienestar es…”

…. el equilibrio entre mi cuerpo, mi mente y mis emociones.

Próximo talleres de Lara en Bio Space

DIETA HOLÍSTICA, PERDER KILOS MEJORANDO LA SALUD

CONFERENCIA: INFÓRMATE SOBRE EL COLESTEROL