El nuevo paradigma de la microbiótica: Si no puedes con el enemigo, ¡aprende a amarlo!

Categoría: , , ,

Nuestra generación se encuentra a caballo entre la era de la competitividad, los conflictos y la separación, y la que se basa en el nuevo paradigma de la cooperación, la armonía y la unidad.

Este paradigma es el que reina en la naturaleza. Las abejas necesitan de las flores para obtener su néctar, mientras que las flores necesitan de las abejas para la polinización. La naturaleza sabe cómo cooperar y permite que cada ser se desarrolle y actúe viviendo una vida que beneficia al resto.

Existen una serie de microorganismos como bacterias, levaduras y hongos que, sin embargo, son un pilar fundamental de la vida y de la salud humana y que están inseparablemente ligados al correcto funcionamiento de nuestro organismo: en el tracto digestivo, en la piel, en el sistema genitourinario, etc.

Hoy, aún en la era de la separación, vivimos en una cultura bacteriofóbica donde el uso y el abuso de antibióticos y bactericidas es sinónimo de desarrollo, tecnología y calidad de vida. Como consecuencia de ello, las bacterias patógenas resistentes a los antibióticos han aumentado drásticamente hasta el punto que se ha establecido el día mundial de la resistencia a los antibióticos para concienciar a la población y a las autoridades sanitarias de la urgencia del problema.

Un informe del Centro de Control y Prevención de Enfermedad en Estados Unidos advierte: “Cada año, dos millones de adultos y niños se infectan con bacterias resistentes a los antibióticos, y por lo menos 23 mil de ellos mueren como resultado directo”. Se calcula que en Europa cada año hay 25.000 muertes por infecciones que se han hecho resistentes a los antibióticos. Un reciente informe presentado en Inglaterra estima que en el año 2050, la resistencia a los antibióticos ya habrá matado a 300 millones de personas.

No hay porque luchar contra las bacterias ya que, en realidad, no hay ninguna que sea patógena si los organismos pluricelulares están sanos y tienen un sistema inmunológico equilibrado. Son muy pocos los microorganismo patógenos y muchísimos los que dan vida y nos protegen de las agresiones externas. Los antibióticos no solo matan los microbios “malos” sino también los buenos, los que nos ayudan a fortalecer nuestras defensas.

¿Qué podemos hacer para revertirlo?

De entrada, podemos retomar una visión amorosa e integradora de la vida optando por añadir alimentos probióticos a nuestra alimentación a través de alimentos fermentados y suplementos nutricionales como el chucrut, el miso, el kombutxa, el quéfir, la umeboshi, el tamari o el tempeh.

La nutrición simbiótica es la corriente de la Microbiótica aplicada al campo de la alimentación y la salud. Si acompañamos una comida difícil de digerir por su naturaleza o con mucha complejidad en los ingredientes con un alimento simbiótico, éste va a facilitar la función digestiva del organismo y la eliminación de los residuos indeseables.

Los alemanes lo tienen muy claro: si no fuera por el chucrut, ¡no podrían comer lo que comen y estarían todos mucho más enfermos!  

El sábado 27 de abril, Lara, nuestra naturópata, ofrece un taller para que aprendas a recuperar e incrementar tu salud regenerando la flora intestinal con alimentos fermentados.

En este taller aprenderás a fermentar kimchi, chucrut, pickles, kombucha y mucho más…. Apúntate aquí

En la sección de dietética de Bio Space,  encontrarás personal cualificado para poder aconsejarte y guiarte en el uso de probióticos y suplementos naturales para regenerar tu flora intestinal.

La autora

Lara de Gregorio

Naturopata y coach nutricional, cursó un Máster en Nutrición y Alimentación y se especializó en Dietoterapia Natural y Nutrición Deportiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *