Tres verduras para cuidarte en primavera

Categoría: , ,

La Primavera es el momento de “mudar de piel”, de dejar atrás el frío, la oscuridad y la introspección para dar paso al aire fresco, a los colores vibrantes y a la energía expansiva propia de este momento del año.

Uno de los conceptos asociados a la primavera es la depuración. Según la Medicina Tradicional China este es el momento de cuidar especialmente el hígado y la vesícula biliar, órganos implicados en la digestión y encargados, entre otras cosas, de filtrar los desechos no aptos para nuestra nutrición.  Así que este es el mejor momento del año para darle un respiro al organismo y favorecer la eliminación de todo lo que hemos acumulado durante el invierno y que ya no necesitamos, es como quitarse un jersey de lana que ya nos molesta y nos “pesa”.

Existen tantas maneras de entender el detox como personas: dejar el alcohol o el café durante unas semanas, hacer un ayuno, disminuir la carne… Al margen métodos más o menos estrictos, una dieta detox puede ser tan sencilla como prestar atención a la naturaleza. Mucho de los alimentos de esta temporada tienen un efecto depurativo sobre el hígado y la vesícula y sobre el organismo en general.

Aquí te dejamos 3 verduras para cuidarte en primavera y, en consecuencia, para sentirte equilibrado el resto del año.

ALCACHOFA

Las alcachofas empiezan a recolectarse a finales del mes de diciembre y se consumen hasta bien entrada la primavera.

El sabor amargo (aunque delicioso) de la alcachofa se debe a su contenido en cinarina.

Entre sus propiedades destacan:

  • Efecto protector del hígado
  • Estimula la segregación de ácidos biliares
  • Regula el colesterol (por su contenido en fibra)
  • Favorece el transito intestinal

Maneras de cocinarla

Cruda, en forma de carpaccio, cuando la alcachofa es joven; en guisos, pastas, huevo y arroces; en sopas y cremas; al horno; hervidas; rebozadas; rellenas; en conserva…

ESPÁRRAGOS

En primavera los espárragos trigueros (lo de color verde) brotan de la esparraguera. Los espárragos blancos se cultivan bajo tierra, de ahí su falta de color al no estar expuestos a la luz solar.

Las propiedades de los espárragos los hacen especialmente indicados para esta época del año ya que:

  • Contiene asparagina, componente que estimula el ciclo de las vías urinarias perfecto para eliminar toxinas
  • Son bajos en calorías
  • Contienen mucha fibra
  • Alto contenido en clorofila, purifica la sangre.
  • Rico en vitamina A, fósforo y potasio.

Maneras de cocinarlos

Hervidos, al vapor, al horno, a la plancha… con huevo (de esta manera se potencia la propiedad diurética de la asparagina); con pastas, arroces o preparados tipo quiche; en cremas y sopas; como acompañantes de platos de carne y pescado…

Guisantes

Cuando están de temporada, podemos encontrar en el mercado tanto guisantes frescos como tirabeques, la vaina fresca. Es importante cocinarlos en su justa medida, tanto para no alterar su propiedades como para mantener su textura tierna y crujiente y su delicado sabor.

El guisante es una leguminosa, por lo tanto, dentro de las verduras, tiene un valor calórico más elevado ya que aporta almidón y glúcidos. Destacan otras propiedades como:

  • Alto contenido en fibra, que favorece el tránsito intestinal.
  • Vitamina A, B, C y E.
  • Minerales como potasio, calcio, hierro y fósforo.

Los guisantes nos dan sensación de saciedad y nos aportan energía, algo esencial también en las depuraciones, ya que en algunas ocasiones estas dietas, al ser pobres en calorías, pueden desvitalizar el organismo y hacernos más vulnerables ante virus, infecciones o alergias. Una buena fuente de energía en su justa medida es esencial para mantener la fortaleza y la resistencia también durante una depuración.

APRENDE A CUIDARTE EN PRIMAVERA

Todas nuestras actividades

Plan depurativo fácil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *