Alimentación natural en la diabetes

Categoría:

Aunque existe un tipo de diabetes (la de tipo 1) que es de origen autoinmune, en muchas ocasiones un estilo de vida inadecuado favorece la aparición de la diabetes que no tiene un origen inmunitario, la de tipo 2. Por eso, cuidar la dieta y hacer ejercicio es el mejor remedio en materia de prevención. La fórmula es la misma para cuando ya existe algún desequilibrio en el funcionamiento del páncreas: dar un giro a nuestra vida hacia hábitos más saludables puede mejorar, e incluso revertir, algunos casos de diabetes tipo 2.

 

Pero…

¿Qué es la diabetes? en esta infografía lo resumimos de forma muy clara.

A partir de aquí ¿Qué hábitos concretos podemos incorporar a nuestra rutina para prevenir la diabetes?

Hay que dejar claro que existen otros factores al margen del estilo de vida que pueden intervenir en la aparición de la diabetes, pero cuanto más te cuides, más oportunidades tienes de librarte de esos condicionantes o regular la intensidad de la enfermedad. La clave está en comer sano, con sentido común y moderación y hacer deporte de forma regular.

La obesidad es aliada de la diabetes, encontrar el peso adecuado para cada uno regulará también el normal funcionamiento del organismo, incluido el del páncreas en su función de generar insulina.

Alimentos recomendados

1. Vegetales

Verduras y hortalizas frescas, ecológicas de temporada. Sobretodo el ajo, la cebolla, las alcachofas, las endibias, todo tipo de rábanos, el apio, la escarola, el pepino y las crucíferas (toda la familia de las coles, brocoli, coliflor…). Las algas y los germinados son alimentos muy recomendados.

Reducir un poco el consumo de estas verduras por tener un índice glucémico más elevado: zanahorias, calabaza, guisantes y remolacha.

Fruta fresca y de temporada. Limitando el consumo de las frutas que tengas más concentración de azúcares: plátanos, higos, uvas, ciruelas, mango… Por el contrario, potenciar los cítricos, la manzana, el aguacate, los frutos del bosque, las fresas…

Respecto a la zumoterapia, existen muchas opiniones opuestas sobre si los zumos son adecuados para personas con diabetes o no. La respuesta es bien sencilla: los zumos que se componen sobretodo de verduras de hoja verde y contienen como máximo 1 pieza de fruta de las expuestas anteriormente, son especialmente recomendados. Esta misma fórmula puede aplicarse para los smoothies (batidos) que además contienen toda la fibra de las frutas y verduras y favorecen una metabolización más lenta de la glucosa.

2. Cereales integrales y ecológicos

Arroz, trigo sarraceno, mijo, avena, quinoa,  … Potenciando el consumo del grano entero y limitándolo en forma de harinas: pasta y pan. Cuando tomes pan, moderar las raciones y siempre elegir la mejor calidad posible, da prioridad a los panes de espelta o centeno hechos con masa madre.

3. Legumbres

Soja, garbanzos, azukis, lentejas, habas, etc. Incluirlas 3 veces por semana, combinadas si se quiere con cereales integrales por tal de obtener la proteína completa. Puedes hacer guisos,  purés, patés o ensaladas con ellas ¡creatividad al poder!

4. Grasa de buena calidad

En forma de aceites de primera presión en frío, semillas tipo lino, chía, pipas de calabaza y girasol, frutos secos como las almendras, las nueces… siempre con moderación, crudos y sin sal. El aguacate es una muy buena fuente de grasa saludable y un ingrediente muy versátil.

5. Alimentos que ayudan a regular los niveles de azúcar

La hoja de estevia y la canela, además de aportar el sabor dulce son excelentes para regular la glucosa en sangre.

Alimentos a consumir con moderación

De forma esporádica, un par de veces a la semana, pueden consumirse los siguientes ingredientes: patatas y boniatos; sal marina;  lácteos tipo kefir y queso fresco de oveja o cabra; carne ecológica de aves o animales pequeños; pescado azul de pequeño tamaño; huevos ecológicos.

Alimentos a evitar

1.Los edulcorante artificiales: paradójicamente, los productos “para diabéticos” como el aspartamo y la sacarina no se recomiendan bajo el punto de vista de una dieta natural y saludable. Otros edulcorantes como la dulcina o el ciclamato, la fructosa (la que no se encuentra de forma natural en las frutas), dextrosa, sorbitol, manitol, maltitol o xilitol tampoco se aconsejan por su posible efecto tóxico sobre el organismo. 

2.Productos industriales: bollería, galletas, dulces comerciales. También los alimentos ricos en grasas trans y grasas hidrogenadas o cargados de conservantes y otros químicos.

3.Hidratos de carbono refinados: azúcar, masas, chucherías, chocolatinas, helados…

4.Alimentos ricos en azúcares como las frutas desecadas.

5.Lácteos: leche de vaca, quesos grasos y curados, mantequillas, natas…

6.Alcohol y  bebidas “light” y “zero”

Productos relacionados

La salud a un click

Brocoli

Mix de 3 quinoas

Mix de semillas

Col lisa

Canela molida

Hojas de estevia liofilizada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *